Tan fresco como azul

“Sé todo lo que hay detrás del procesado de este pescado”, afirma el representante de ventas de Habasit en Croacia, “y por esta razón solo compro pescado de Cromaris”.

Viendo la nueva planta de procesado de Cromaris en funcionamiento, le creo. Al salir de la sede corporativa de esta compañía en Zadar (Croacia) luce el sol y el mar, mucho más azul de lo que puedan imaginar, está a un tiro de piedra. El responsable de cuentas local apunta al horizonte del Adriático y explica que cinco de las siete piscifactorias de Cromaris están en esta zona. En cuestión de horas se recoge el pescado y se envía a los mercados de diversos paises.

Habasit Croacia ha trabajado junto con Cromaris, compartiendo los valores de ambas compañías. Los altos standards de excelencia de Habasit, así como su conciencia ambiental, coinciden con el compromiso de Cromaris para ofrecer una frescura impecable y un cultivo natural responsable.

Cultivo en mar abierto

Cromaris no toma soluciones fáciles. Aunque se estableció en 2009 gracias a la union de pioneros de la piscicultura croatas y europeos, el pescado de Cromaris ya llevaba más de 35 años en el mercado. Ahora, con más de 300 empleados y 52 millones de euros de ingresos en 2016, está claro que su crecimiento se debe a su alta competitividad, basada en una calidad incuestionable.

Especializados en el cultivo de lubina, besugo y ostras del Adriático, Cromaris­ tiene una de las instalaciones más modernas de desove en Europa. Los expertos de Cromaris aplican una meticulosa tecnología para seleccionar los mejores pescados reproductores para conseguir las huevas, que se implantan en incubadoras donde las larvas se alimentan con zooplancton y fitoplancton. Cuando los alevines alcanzan un peso de cinco a siete gramos se trasladan a las jaulas flotates de 100 metros cuadrados, a mar abierto en el Adriático.

Cada piscifactoria se elige por la pureza del agua, en entornos naturales casi intactos, situados en algunos de los lugares más bonitos de la tierra.

Gracias al uso de la más moderna tecnología de cultivo, incluyendo las bandas Habasit para ahorro de energía, Cromaris se mantiene firme para minimizar cualquier posible impacto negativo en el medio ambiente, y aplica los procesos de tratamiento de aguas más punteros para evitar la contaminacion de las zonas cercanas a las piscifactorías.

Del mar a la mesa

La compañía ha desarrollado un cuidadoso y eficiente proceso para llevar la mercancía más fresca al mercado, pero lo más impresionante es su capacidad para efectuar el seguimiento del pescado desde el mar hasta el plato de cada comensal.

El sistema de seguimiento se inicia en las piscifactorías. Un número de lote permite conocer la jaula de la que procede el pescado, cómo ha sido alimentado y la temperaruta a la que ha sido sometido desde su recogida.

La recogida se efectua seis veces por semana y el objetivo es que llegue a los clientes en 12-48 horas. Ya sea para vender en el Mercado o para cortar, ahumar o marinar, el pescado no contiene aditivos artificiales, conservantes o ingredients OMG. La compañía dispone de una larga lista de certificados que avalan la frescura que hay detrás de su sabor.

Pruebe un bocado

El desarrollo de un cultivo sostenible es una ciencia con resultados que Ud. puede probar. Cromaris incluye recetas en su web para mejorar cada bocado. Pruebe la lubina crujiente con salsa de gengibre y lima y entenderá por qué en Habasit estamos orgullosos de contribuir al éxito de esta próspera compañía. (ST)

Sonja StrimitzerMarketing

Visite www.cromaris.hr/en para obtener información adicional o inspiración de sus deliciosas recetas.

loading page

please wait...

HIGHLIGHTS / archive

HABASIT HIGHLIGHTS / select location

Habasit